Taller de Serigrafía Instantánea: “nos sentimos al servicio del pueblo, no a la vanguardia.”

por Solidaridad

 

Entrevistamos a César Vallejos, miembro de Taller de Serigrafía Instantánea. Quien conversó con nosotros sobre la historia de este colectivo y las proyecciones que tienen para el futuro. 

 

¿Cuándo  nace  el colectivo Serigrafía Instantánea?

Serigrafía Instantánea nace el 2009, cuando aún no se llamaba Serigrafía Instantánea, se hizo un primer taller que se llamaba Taller de serigrafía artesanal en la Escuela de Diseño de la UTEM, con el afán de enseñar serigrafía, una iniciativa personal que después se fue transformando en algo colectivo en la medida que se fueron desarrollando más talleres de serigrafía. Comienza el primer ciclo el año 2010 solamente realizando talleres, luego a mediados del 2011, salimos por primera vez a estampar por aporte voluntario en las marchas estudiantiles. Ahí se conceptualiza de manera total lo que es Serigrafía Instantánea en términos propagandísticos y de taller. Antes funcionaba más que nada por voluntades temporales, tornándose definitivamente colectivo el 2012, y comenzamos hacer propaganda ya no solamente haciendo talleres y estampando poleras, sino que también formando brigadas de propaganda y saliendo a pegar afiches en la calle.

¿Cuantos integrantes forman el colectivo?

Nosotros somos once, siendo en el principio tres, y algunos ya llevan cuatro años y otros que son un tanto más nuevos. También ha habido rotación, tenemos un compañero que está viviendo en Argentina pero que pertenece al colectivo, tenemos una compañera profesora que levanta brigadas de propaganda desde su colegio, hemos tenido retiradas de compañeros que participan en la actualidad en otros proyectos, ha habido renovación igualmente, yo calculo que han pasado alrededor de unas veinte personas que han sido miembros del taller.

¿Qué objetivos tiene el colectivo?

Nosotros nunca hemos tenido un decálogo, un objetivo definido, pero se ha ido desentramando en la medida que hemos ido avanzando, yo creo que tenemos dos aristas importantes, una el ala propagandística y otra, el ala pedagógica. En el área pedagógica nos hemos concentrado en difundir el conocimiento de la serigrafía como una técnica de impresión y expresión popular, enseñando serigrafía textil, estampados de polera, este es un taller que se hace muy frecuentemente al menos una vez al mes desde el 2010 a la fecha.

Como comentaba, anteriormente, desde el 2012, cuando nos conformamos como colectivo, comenzamos a realizar talleres de serigrafía y propaganda, hay una labor que se empieza a combinar con nuestro quehacer propagandístico, toda esa experiencia que adquirimos saliendo a estampar a la calle, pegando afiches, y diseñando, todo ese aprendizaje lo comenzamos a volcar hacia los talleres de propaganda, por lo tanto se hace una combinación, son dos caminos paralelos. Esa misión tiene que ver con otra que se combina con lo propagandístico porque  consideramos que como pueblo estamos atrasados en la parte comunicacional, nos llevan años de ventaja, y hemos perdido siempre, hemos sido derrotados. Claramente sentimos que la tarea es urgente, y eso ha sido uno de los objetivos, la masividad. En la masividad del proyecto, de llegar a la mayor cantidad de rincones posibles, enseñarle a la mayor cantidad de gente posible, eso es parte de la visión del colectivo, en términos pedagógicos, y además dar a conocer que a través de la autogestión, de la solidaridad, del compañerismo se pueden realizar proyectos que se sustenten en el tiempo. En el fondo nuestro proyecto aparte de sustentarse como colectivo y de manera autogestionada, se sustenta bastante en lo que es el apoyo de la gente, y eso ha sido algo reciproco todo el tiempo, eso ha sido “bacán” para nosotros. Y en el ala propagandística, hemos tratado de hacer, no sé si lo hemos logrado todavía, depende mucho de lo que diga la gente más que de nosotros, la parte transversal de las demandas, nosotros canalizamos gráficamente cosas que escuchamos, rayados que vemos en la calle, o frases célebres, poemas y canciones, nosotros le damos cuerpo gráfico, y hemos utilizado esa metodología de trabajo, es como un patrimonio sonoro, verbal, de transmisión oral y escrita que no ha tenido transmisión gráfica, y  en el fondo no es que nosotros lo estemos inventando, sino que es toda la gente que ha participado alrededor de nosotros, las brigadas que hemos formado, a los colectivos, y agrupaciones sociales, que les hemos enseñado a hacer serigrafía, propaganda, diseño, etc. Entonces han salido una cantidad de diseños enorme, yo calculo que debemos andar cerca de los mil diseños. Los cuales no tenemos recopilados tampoco porque se hace gigante todo esto. Lo que estamos tratando de decir, desde el ala pedagógica y el ala propagandística, es que cualquiera puede hacer propaganda.

¿Cómo ven la necesidad de la propaganda política hoy en Chile, con todas las demandas que existen hoy por hoy, con una lucha estudiantil a la que el gobierno ha respondido con una reforma que no deja contento a nadie excepto a ellos, marchas contra las AFPs, marchas por los derechos de las mujeres. Como se ve la propaganda en Chile con este escenario?

La propaganda en Chile no se ha detenido nunca, yo creo que si,tuvo un declive en los noventa, serigrafiainstantaneapero la propaganda chilena, sobre todo de los sectores populares ha sido de muchos años, tuvo su principal auge en los setenta en la Unidad Popular, en la resistencia contra la dictadura, hubo un hermoso trabajo y muy álgido. En los noventa está el clásico declive cuando el enemigo desaparece un poco, no del todo por supuesto, la gente se pone a esperar, y luego después con el surgimiento de los movimientos sociales, la propaganda resurge, nosotros lo hemos venido observando en distintos ámbitos sociales, en distintos estratos, en distintos espectros de la sociedad, se detona principalmente con los movimientos anarquistas, libertarios, que mantuvieron la propaganda como eje de acción, me refiero a principios del dos mil, hasta llegar al 2005 donde empiezan a aparecer grupos, por ejemplo, Estudiantes por Chile, Mano Alzada, donde comienzan hacer propaganda y nosotros también los vimos como referente, ahora la propaganda se hizo por pequeños grupos, en torno al mural, al stencil, al panfleto, se siguió  haciendo propaganda, y creo que no fue tan visibilizada porque tampoco había una sociedad que demandara de eso, ni que se quisiera informar a través de esta propaganda. En el fondo, haciendo los intentos de agitación y propaganda por parte de estos grupos, no se logró mucho porque tampoco la sociedad estaba consciente, pienso que hoy la gente ha ido adquiriendo más información, sobre todo a través de internet. Bueno y ya pasando del 2006 al 2016, ha venido en aumento, lo hemos visto en las calles, nosotros salimos el 2011 a propagandear, y ya habían varios referentes en la calle, y eso igual es interesante porque en el fondo va regenerándose esto y van apareciendo grupos, desapareciendo otros, otros que se han mantenido en el tiempo por muchos años y que lamentablemente algunos como la Brigada Chacón, quienes fueron en algún momento para nosotros un referente, hoy en día son pro gobierno, las BRP también han tenido segregaciones para allá y para acá, con el Partido Comunista principalmente y con todas sus contradicciones y sus tradiciones también, y hasta llegar al día de hoy, donde la propaganda en sí,  me gusta mucho yo fotografío mucha propaganda en la calle, de repente uno no se da cuenta cuando pasa por al lado de un cartel de propaganda y no sabemos quiénes son, y utilizan lógicas similares a las nuestras, otras más antiguas también, y creo que estamos en un super buen pie, para la propaganda, y además no solo en las calles, en internet también. Y hablando desde todo el ámbito de la propaganda, desde lo básico, del meme, hasta cosas más evolucionadas o más profundas gráficamente como el mural, el grafitti, el stencil, la serigrafía, el grabado, hay mucho grabado, sobre todo en Santiago, Valparaíso, Concepción.

Ahora que es lo que sucede, siento que falta aún dentro de los movimientos sociales, que llevan la batuta en las bases populares, les sigue faltando esa forma de comunicar, desentramar la idea, ser más preciso, ser más  asertivo en el mensaje, pero por lo menos hay inquietud, hay ganas, cada vez hay más gente que se ha sumado a esta lucha desde la gráfica y desde la comunicación, por lo menos yo estoy tranquilo, porque sé que esto se está revitalizando, y además se han puesto en valor algunos elementos propagandísticos que no habían sido rescatados como el trabajo de la Agrupación de Plásticos Jovenes (APJ) y del Taller Sol, que hicieron mucha resistencia durante la dictadura, que fueron perseguidos, muchos cayeron, y a nosotros nos sirve para sentirnos herederos de una lucha desde esa trinchera, y también nos vamos conociendo con ellos, además no solo nos hemos dedicado al tema pedagógico y propagandístico, también nos hemos dedicado bastante a tratar de unir, al menos aquí en Santiago, a los que hacen gráfica, por ejemplo con el proyecto de la Feria de Artes Gráfica, y otros proyectos que han emergido. Nos hemos ido conociendo en la calle, apañándonos, haciendo propaganda en conjunto, haciendo campañas, y creo que nos falta mucho, a muchos propagandistas individuales o por ejemplo la clásica comisión de agitación y propaganda, ya sea, de los movimientos políticos, de las organizaciones estudiantiles, movimientos de izquierda, movimientos anarquistas, la gente que está en el Congreso movimientos de sectores de centro izquierda, movimientos ligados al Boric, al Jackson, que también hacen propaganda, en su estilo en su forma de ver las cosas. Y lo que me ha pasado en este último tiempo es encontrar bastante respeto por las ideas del otro, igual eso ha sido parte de la madurez del movimiento político popular, que izquierda, anarquista, libertario, etc.  Y a mí me parece que eso se refleja bastante en lo que es la propaganda, sacarse los egos de encima, dejar de poner el logo de la agrupación muchas veces, que eso es igual importante porque hace la lucha más transversal, nosotros no firmamos la propaganda que hacemos,  porque sentimos que no nos interesa ponernos a nosotros por sobre la demanda, no queremos figurar, nos sentimos al servicio del pueblo, no a la vanguardia. Y creo que hoy varios grupos han ido tomando ese camino de somos todos o no somos ninguno, andar separado ha sido una pendejada, no hemos podido torcerle la mano a quienes tienen el poder básicamente porque estamos separados, estamos atomizados, pero siento que en acciones de tipo propagandístico si se ha visto un camino que permita ayudarnos, hacer cosas juntos.

En ese sentido, en sus talleres al convocar organizaciones sociales, ¿qué sienten que logran con los talleres, logran hacer de estos talleres espacios de vinculación entre distintas organizaciones sociales?

Sí totalmente, el escucharse y verse las caras, creo que cuando ocupamos la metodología de la mesa redonda, de ideas y de explicitación de lo que cada quien hace, de las ideas que tiene, el público objetivo, lo que pretende decir, hay mucho que develar frente al resto, lo que somos, primero que somos personas, segundo que tenemos ideas, tercero que somos activistas también políticamente hablando, no solo pensamos en nosotros, y eso es importante saber que somos cada día más, que nuestras convergencias son nuestra riqueza, y nuestras divergencias son nuestra absoluta pobreza, por lo tanto hay que mandar todo eso a la mierda. Y que ahí está la clave, un plus. Siento que a veces hemos pecado de sentirnos un poco como articuladores políticos, positiva o negativamente, hacemos harta pega que no deberíamos hacer en cierto modo porque nos quita fuerza para otras cosas, pero también siento que si no lo asumimos, donde existe un referente que pueda decir, nosotros no somos de un partido político, no nos manda nadie, somos autónomos, independientes y autogestionados, y la gente nos ve en la calle, a rostro descubierto, estamos a la par, tratamos que en la propaganda los logos no estén, de que no existan los partidos políticos, porque sentimos que  su lógica, ha traicionado todas las acciones populares, no tenemos esa lógica de funcionar, no nos interesa, no pertenecemos a una elite política, no pertenecemos a una elite económica.

Nosotros aprendemos de las organizaciones, y las organizaciones vienen a conocer otra perspectiva de lo que es la comunicación,  y desde ahí se detonan otras cosas, se vinculan con otros valores, otros conceptos, con otra impronta, y si eso pasa en nuestros talleres, desde el punto de vista experiencial creo que es bueno, así lo manifiestan al menos la gente, y así se hace saber, a mí me emocionan “caleta” estos talleres, me lleno de energías, y creo que mis compañeros y la gente también,   de todos los talleres de propaganda que hemos hecho, han surgido nuevos movimientos, vinculaciones, proyectos, y eso es sano, porque a la gente le ha costado volver a juntarse, vernos las caras, decirnos las verdades, la verdad que tiene cada quien, y aceptar la verdad del otro, lo que cree, sus vivencias. Por ejemplo cuando tomas el afiche de otra persona y puede que no estés de acuerdo con lo que dice el afiche, pero lo estás ayudando, te pones en el lugar de él, y dices este afiche es tan de él como mío, porque lo realizamos participando entre todos, nos demoramos siete jornadas en hacerlo y medio mes en total, y eso se da mucho cuando salimos a pegar a la calle, porque ven los rollos de los afiches van los diseños de todos, puedo estar pegando uno con el que no estoy de acuerdo, pero se crea esa acción de decir, yo apoyo la demanda del otro porque somos un equipo ,solidario con la demanda del otro, y esos son gestos que se van viendo en esto, que puede que no se noten pero la gente los siente, y a mí me parece que esto debería ocurrir en todo ámbito, ponerse en el lugar del otro.

¿Por qué reivindicar el proceso de la serigrafía y no otro, sobre todo en  una sociedad tan tecnológica y donde son sumamente conocidos a través de las redes sociales, pero que finalmente su acción es en la calle?

Nosotros siempre hemos pensado que tenemos que ocupar la tecnología a nuestro favor, en todo ámbito, la serigrafía también es tecnología. Con el tema de internet y las redes sociales, en el fondo es una doble propaganda, el hecho de sacar fotos a lo que hacemos, registrarlo todo y subirlo, es un ejercicio que hay que hacer, hay que ser persistente en el mensaje, la gente tiene mala memoria, por una cuestión natural, como no se vincula a esto, pero al verlo constantemente, se ve “ah esta hueá resulta” , esto es siempre, esto es constante, hay un trabajo detrás, y hay que evidenciarlo.

Nuestro principal trabajo ha estado en las calles, en el tú a tú, en las marchas, en las performance propagandísticas, y ojalá esos afiches queden pegados para que después otra gente lo vea, le saque fotografías lo suba a internet, en el fondo no muere la propaganda ahí, por mucho que venga la brigada municipal, sobre todo de la municipalidad de Santiago,  que vienen atrás de la marcha sacándonos los afiches. Una vez nos dijeron: -“pucha weón les vamos a sacar los afiches”, -no importa tengo la cámara aquí, esto va a quedar inmortalizado, lo vamos hacer igual, lo vamos a pegar igual. –“y todo el esfuerzo que hay ahí”, -no importa, el esfuerzo no termina ahí, vamos a seguir igual, vamos a aprender. El tema del trabajo en grupo es lo más importante en la serigrafía.

Primero tallerfotograbada19eneroporque su método de impresión es el más universal, prácticamente puedes imprimir cualquier tipo de objeto con serigrafía, ningún otro método de impresión la ha podido superar jamás,  por otro lado la serigrafía ha sido históricamente una forma autogestionada de poder imprimir, auto editarse, ya sean libros, pasquines, revistas, obras de arte o propaganda política, diseño, ilustración. Tercero porque es maravillosa como técnica es emotiva, cálida, mágica  en cierto modo, y porque resume muchas cosas que nos gustan, el oficio, el trabajo en grupo y cuando haces propaganda surge la gran magia, que tu generalmente no lo puedes hacer solo, cuando vas a imprimir  mil afiches una persona sola no lo hace en un día y necesita de otros por lo tanto en todo el proceso, en el armado del bastidor, en el emulsionado, en el velado y revelado, impresión y después al salir a pegar  todo el rato estas acompañado con alguien y aprendes de él y conversas sobre la temática, ahí está la clave y claro eso es la serigrafía nos agrupamos, nos asociamos en pos de lograr un objetivo, que en este caso es imprimir un afiche o una polera y vamos desde la idea, desde crear el diseño, sacar la matriz, luego imprimimos y salimos a pegarlo, entonces es todo un proceso y desde ese punto de vista la reivindicamos ( la serigrafía), como método de reproducción de ideas y como concatenación de voluntades y eso es importante ahí es donde se da la antítesis frente a lo que podemos llamar avances tecnológicos, como apretar un botón e imprimir mil afiches o mandar a imprimir y pagar por eso, resulta, sin duda nosotros también ocupamos fotocopiadora, impresora, mandamos a imprimir en offset a las imprentas, pero la serigrafía tiene otra cosa, la hacemos nosotros no hay nadie que diga oye no se puede hacer como por ejemplo ahora nos pasó que los afiches del taller de cartelismo no nos dejaron pegarlos en el metro y claramente tiene un porque  el motivo era que supuestamente estábamos discriminado a quienes no eran parte de organizaciones sociales. Bueno eso significa que a alguien le está molestando y eso es importante porque funciona lo propagandístico, a alguien le inquieta y no sé si otra técnica lo podría lograr con la fuerza de la serigrafía, en la materialidad, cuando la gente ve, es espectadora de esto y dice – ¿y lo hicieron todo a mano?, ¿lo hicieron ustedes?- y quedan locos porque la gente tiene la idea de que las cosas nacen de lo automático, de lo instantáneo y esa es la riqueza yo creo, tiene muchas variables en realidad.

Una de las acciones más mediáticas del Taller de serigrafía instantánea fue el proyecto por los 40 años del golpe, por la que se hicieron conocidos ¿Que viene ahora en sus proyectos más inmediatos?

El proyecto de los 40 años sin duda nos posiciona como referente dentro de la propaganda afortunada y humildemente,se comienzan a desentramar varios proyectos que tenemos pendientes pero este era uno, los talleres de cartelismo que nosotros lo pudiéramos desarrollar de manera independiente sin tener que esperar que venga una organización y nos financie el proyecto. Y ahora decidimos postular a un Fondart ,por muchas críticas que nosotros podamos tener contra el Estado chileno, a morir, tomamos esta vía porque como siempre lo digo para nosotros es muy difícil hacer 300 completadas para financiar la millonada que cuesta hacer esto para las organizaciones sociales y después nosotros hacer los talleres además, entonces es demasiado esfuerzo y optamos por esta vía y está y no nos mareamos y en la sala de clases no nos edita nadie, calculamos bien la cosa y salió bien , ahora pretendemos hacer un segundo ciclo de talleres, al menos en la región metropolitana, creemos que lo merece porque hay muchas organizaciones que lo necesitan y luego pensamos recorrer Chile, nos falta bastante salir a regiones, nos cuesta porque somos autogestionados y dependemos bastante de la voluntad de la gente, de que se agrupe gente afuera de que alguien se le ocurra llevarnos a través de la muni, de una ONG, o de una organización barrial que junte el dinero y nos lleve, es difícil para nosotros que somos trabajadores autónomos, nosotros subsistimos no más con lo que hacemos y dedicamos prácticamente el 100% de nuestro tiempo a esto, nos cuesta bastante poder parar trabajamos de lunes a lunes.

93Un  proyecto que estamos tratando de presentar  al Fondart es hacer una recopilación de todos los diseños que han salido de las brigadas de propaganda, una especie de “Carteloteca popular”, que pretende ser una página web, una publicación editorial y una exposición con la impresión de cada uno de esos afiches y poder mostrarlos en un lugar público,ese es un gran proyecto que se viene para el otro año, ojalá nos adjudiquemos esos fondos, si no es así veremos cómo hacerlo pero queremos hacerlo si o si y lo otro es sin duda mejorar en términos comunicacionales, mejorar el aspecto gráfico, nos lo debemos a nosotros mismos y estamos lográndolo pasito a pasito y también hay otros proyectos que se están dando no porque lo hayamos proyectado nosotros sino porque están llegando como por ejemplo, nuestro viaje a Cuba que para nosotros es muy importante vamos representando a los propagandistas estudiantiles desde el 2006 al 2016 porque estamos participando de una exposición que se llama “Hasta las masas”, que ahora va a cambiar de nombre quizás, pero esa exposición fue convocada por “La casa de las Américas de Cuba” para el cierre de este lugar ya que va a ser cerrado al público y la exposición de los propagandistas estudiantiles va a ser una de las últimas que se va a realizar en ese lugar ,ahora yo voy a viajar en representación de los propagandistas estudiantiles entre septiembre y octubre del 2016 vamos a hacer una previa, tengo que hacer un taller de propaganda allá solo, nose como lo voy a hacer, y es como una previa para que la gente que pertenece  a la “La casa de las Américas” y los investigadores comprendan lo que significa la investigación misma, de todos los años que se han estudiado y los distintos grupos que han hecho propaganda ,el 2017 eventualmente iría serigrafía instantánea así lo pretendemos. Todos nuestros viajes los hemos sacado por invitación y los hemos gestionado nosotros haciendo fiestas y actividades, y pretendemos ir a Cuba porque para nosotros en términos del cartelismo Cuba es un referente y en serigrafía para que decir los cubanos tienen una serigrafía increíble.

Unos compañeros van a Bolivia ahora a la Bienal de arte y diseño en la Paz van representando a grupos artísticos, que emanan mensajes a través de lo que hacen, este es el tema de la internacionalización de lo que hemos hecho pero más que ir a enseñar es ir a aprender. Pretendemos seguir con los talleres de serigrafía para el próximo año pero no nos hemos sentado a proyectar lo que se viene yo creo que va a pasar por una mejora de nuestra calidad gráfica porque creemos que por medio de nuestra mejora en lo gráfico le competimos a la publicidad, nos tenemos que poner a un nivel que la gente cuando tenga que comparar mediante lo visual y lo comunicacional diga, o esto es tan “bacan” como comprarse una polera en una tienda, eso lo tenemos que lograr desde la autogestión tenemos que demostrarnos a nosotros que podemos, y ese es un norte seguir demostrando que esta es una opción política y que es viable, una opción esforzada pero viable absolutamente. Sin duda la mayor proyección es que seamos más haciendo propaganda ese es un norte fijo y por lo tanto seguiremos haciendo talleres y sería bueno que otras personas se sumen. Ojalá existiera un Serigrafia Instantánea en Concepción, en Temuco, en Valpo en Punta arenas, etc, porque hay organizaciones sociales y nosotros no podemos viajar a todas partes, no tenemos como. Seguir aprendiendo y enseñando esa es nuestra misión.

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.