Uruguay: 40 Años, León Duarte, presente

13 de julio de 1976, León “Loco” Duarte

13 de julio de 1985, Washington “Perro” Pérez

Hay compañeros/as que nos han dejado una huella que con el paso del tiempo no se borra. Entre ellos se encuentran León el “Loco” Duarte y Washington el “Perro” Pérez, ambos militantes sindicales de primera línea.

León Duarte fue un compañero de decisión firme, solidario, se lo recuerda “duro en la polémica y leal en los acuerdos”. Irrumpió como dirigente del sindicato de Funsa a fines del año 1957 y desde entonces estuvo, junto a sus compañeros y compañeras de lista, en la conducción del sindicato. Con esta orientación la UOEF (Unión de Obreros y Empleados de Funsa) fue un polo de resistencia y lucha en el movimiento sindical.

Caracterizado por su combatividad el sindicato de Funsa estuvo entre los forjadores de la Convención Nacional de Trabajadores siendo el “Loco” Duarte un referente en esa materia.Placa Leon Duarte

Este sindicato realizó la primera ocupación en América Latina en la cual la producción se llevó adelante bajo control obrero, en 1958; llegando a ser un fortín de resistencia, donde no se dudó en rodear al antiguo dueño de la planta de la calle Corrales, “Pedro Sáenz”, en su oficina hasta no conseguir los reclamos. “…toda Villa Española fue testigo del repudio con que fue despedido el Ejercito, y el barrio entero acompañó esa actitud, demostrando así que: no estábamos dispuestos a dejarnos pisotear impunemente… -Cuenta un jubilado de Funsa- … y todas estas medidas eran casi siempre propuestas del “Loco” Duarte…”

León Duarte es secuestrado el 9 de julio de 1976 y trasladado al centro de torturas en Automotores Orletti en Argentina, siendo ese el lugar en el que se lo vio con vida por última vez junto a Gerardo Gatti, el 13 de julio de 1976. Los milicos se habían ensañado con él y lo torturaron duramente. Cuando lo llevaban arrastrando para la celda luego de las sucesivas torturas y al pasar cerca de sus compañeros de reclusión les daba aliento para infundirles ánimo… y alguien recuerda una de sus palabras: “Acá nos graduamos de revolucionarios…”

Luego del crudo proceso de la dictadura cívico militar, con el reencuentro de los militantes exiliados el movimiento sindical sufriría otra gran perdida, con el fallecimiento del viejo y querido compañero de toda su vida, el “Perro” Pérez.

Fue un 13 de julio pero de 1985 al cumplirse 9 años del secuestro y desaparición de León Duarte y en ocación del acto del rencuentro de todos los exiliados y compañeros/as militantes. El “Perro” Pérez pronunciaba un encendido discurso en el acto conmemorativo, dentro del local del sindicato. Minutos más tarde un paro cardíaco segaba su vida. Ambos habían dado juntos sus primeros pasos en el sindicalismo clasista. La vida los había unido en la lucha, y desde ahora esta fecha los ligaría para siempre en la memoria. El “Perro” Pérez no aguantó el dolor cuando exigía el esclarecimiento de la situación de León Duarte, Gerardo Gatti y todos los militantes desaparecidos.

Hoy León Duarte y el “Perro” Pérez, como tantos otros compañeros y compañeras, siguen presentes en nuestra lucha.

A 40 años de la desaparición de León Duarte

¡Nuestra memoria no olvida y nuestra dignidad no perdona!

¡ARRIBA LOS QUE LUCHAN!

AGRUPACIÓN “LA HUELLA” / LISTA 5

LISTA UNITARIA 5-1930 / FUECYS

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.