Comunicado: Una nueva salud, para una nueva sociedad

En el marco de una nueva convocatoria para rendir la sección teórica del EUNACOM (Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina), la Agrupación de Egresados/as de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), queremos hacernos presentes ante nuestros colegas y la opinión pública para reafirmar nuestro rechazo a este examen, por considerarlo no idóneo como instrumento habilitante del ejercicio médico en el Servicio Público de Salud, basados en una serie de elementos como son la nula transparencia de la sección teórica y la poca objetividad de la sección práctica, el costo elevado de inscripción, las preguntas desvinculadas a la realidad de lo que un médico general ve en APS, el hecho de que un examen de selección múltiple no puede medir la calidad del ejercicio médico, ya que sólo mide parte de sus competencias, los conflictos de interés de la entidad administradora y la falta de  regulación estatal sobre el proceso.

En esta ocasión se inscribieron 1.352 personas para rendir el EUNACOM en Julio, con una inscripción en la sección teórica de $180.000 pesos chilenos, lo que da un total recaudado de $ 243.350.000. De estas 1.352 personas, 1.115 graduados en el extranjero deberán rendir además la sección práctica (requisito exclusivo para graduados en el extranjero) que cuesta en su totalidad $ 420.000, dando un total recaudado de 468.300.000. Es decir que solamente este ciclo de examen EUNACOM recauda un total de $ 711.650.000, equivalente al presupuesto necesario para la construcción completa de 2 Centros Comunitarios de Salud Familiar. El proceso se vuelve a abrir para diciembre y los cupos de inscripción ascienden a 2.500 personas en promedio. Un abismo entre una muy mal enfocada “calidad” y una real necesidad por mejorar la Salud de este país.

La Agrupación de Egresados de la ELAM estamos totalmente de acuerdo con una evaluación, planteando la propuesta de incorporación de médicos graduados en el extranjero a través de un Servicio Médico Social, ejerciendo en las distintas áreas de salud que más lo necesiten, vinculados a la Atención Primaria de Salud(APS). Un Servicio Social que sea evaluativo, con un componente teórico-práctico y que a la vez palie la alarmante necesidad de atención médica presente en el país y la APS. Un instrumento así diseñado debiese estar en manos del Ministerio de Salud y de Educación por las implicancias que tiene en Salud Pública y no es manos de una Asociación Privada como lo es la ASOFAMECH.

Queremos que nuestros compatriotas reciban una adecuada y oportuna atención médica sin importar su ubicación geográfica ni su estrato socioeconómico; que la salud sea un Derecho Social con la capacidad de brindar una cobertura universal y de calidad técnico valórica que atienda a la realidad sanitaria, garantizada por el Estado.

Como médicos de conciencia entendemos que la “calidad” no radica solo en un puntaje académico de una prueba arbitraria y mal concebida, si no que más bien en cuanta voluntad política tenemos realmente para solucionar los problemas de falta de técnicos, profesionales y especialistas; políticas de Atención Primaria eficaces y efectivas, fortalecimiento de la Atención Pública, fin al lucro en salud, vinculación de las carreras en Salud y sus mallas curriculares con las realidades de nuestros territorios, justas y dignas condiciones laborales para todos/as los/as trabajadores, fin a las eternas listas de espera.

Hacer la diferencia entre lo importante y lo urgente muchas veces cuesta la vida en el ejercicio de la medicina, siendo la salud actual una urgencia que no se debe seguir prestando para medias tintas, cambiar nuestra salud y el ingreso de médicos a fortalecer las filas de la Atención Primaria de Salud es un ejercicio de solidaridad nacional obligatorio.

Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.