Ante el ingreso de la reforma educacional al congreso y tras una década de movilización estudiantil, declaramos:

Reconocemos que dentro de los objetivos del gobierno bajo esta gama de reformas, está el cierre del ciclo de luchas abierto desde principios de la década por el movimiento social y popular. Tenemos claro como estudiantes que la reforma impulsada de manera unilateral por parte del gobierno, no soluciona los problemas estructurales por los cuales nos hemos movilizado, sino que profundiza el sistema educativo neoliberal. Frente a esto, como organización estudiantil, declaramos nuestro absoluto rechazo a la iniciativa legal.

Como Acción Libertaria tenemos claro que desde un comienzo el autodenominado ‘ciclo de las leyes de la Gran Reforma Educacional’ nunca pretendió una transformación estructural del modelo educativo, reflejando así la distancia existente entre el movimiento estudiantil – y social- y el bloque en el poder. Esta situación reafirma que nuestras demandas no son escuchadas y, que el proyecto que queremos construir mediante organización y conciencia de clase, es contrario a los reajustes neoliberales que tuvieron su origen desde la dictadura cívico- militar.

Cuando Bachelet en su declaración reforzó el carácter mixto a la educación superior, expresó la voluntad de fortalecer el mercado mediante la inyección de recursos fiscales. Entre los efectos más visibles de esta medida, se refuerza la precariedad de las universidades regionales estatales, la falta de infraestructura y la precarización laboral vía externalización de servicios, entre otras situaciones de desmedro para trabajadores y estudiantes.

Además, la reforma establece que las universidades que reciban aportes estatales deberán ceñirse a ciertos criterios: como evitar el lucro, acreditarse obligatoriamente y establecer determinados aranceles y matrículas. Sin embargo, creemos que esto no es más que una aparente regularización del mercado de la educación bajo su noción de calidad empresarial. En esta línea, la consagración de un modelo de provisión mixta en ‘un ambiente de autonomía y pluralismo’ no da pie al retroceso del modelo mercantil en la educación, sino que consagra su existencia.

Por otro lado, los mecanismos de acreditación propuestos en la línea de ‘calidad’ solo obedecen a un modelo de desarrollo que perpetúa la explotación de nuestro pueblo en beneficio del empresariado y clase política. Asimismo la gratuidad que nos ofrece la Nueva Mayoría queda a despensas de los vaivenes de la inestabilidad económica, repercutiendo directamente en la asignación de la glosa presupuestaria de cada año, no siendo garantizada como un derecho social universal.

En síntesis  los pilares signados por la presidenta, que perpetúan y reafirman su modelo educacional mercantil, hacen evidente la ausencia de elementos históricamente demandados por el movimiento, es decir, acceso a una educación gratuita y universal. A esto se agrega la demanda por una educación no sexista y democratización efectiva, entendiendo que esta última es una herramienta fundamental para disputar la orientación desde un conocimiento al servicio del empresariado hacia un conocimiento al servicio de los pueblos.

Ante esto, nuestra posición es clara, la lucha debe ser continua en cuanto a la  construcción de un proyecto social que permita dejar el conflicto abierto y que nos permita avanzar en la articulación de las distintas demandas de los sectores en lucha, entendiendo al movimiento estudiantil como un dinamizador social, por tanto, es fundamental que la educación deje de entenderse como un conflicto netamente estudiantil, sino que se comprenda como una problemática transversal a nuestros pueblos y clase trabajadora, de esta manera levantar un movimiento social por la educación que incluya tanto a actores sociales de la educación, perspectivando las  demandas por un proyecto educativo para los pueblos, desde una visión no sexista, democrática y pública.

Manifestamos que este conflicto no cesa, la lucha organizada seguirá manifestándose en las calles, haciendo un llamado a desarrollar fortalecer y validar los métodos históricos de los pueblos.

 

¡Desde abajo a construir dignidad!

Acción Libertaria

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.