Jerarquía de la iglesia católica continúa entrampando proceso Karadima

Periódico Solidaridad

Pese a sus dictámenes morales sobre el aborto, la realidad demuestra que no existe un ánimo reparatorio ante los graves casos de abusos cometidos por el párroco de El Bosque. Por su parte, el abogado demandante indica que “La jerarquía de la Iglesia Católica no ha aprendido la lección”.

 

El abogado Juan Pablo Hermosilla representa la demanda entablada el 2013 por Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo -víctimas del sacerdote Fernando Karadima- , y que hoy vuelve a la noticia ante la supuesta complicidad o encubrimiento del arzobispado de la capital en los abusos cometidos por el religioso.

Los representados tienen una demanda civil contra arzobispado de Santiago por $ 450 millones, esta situación se enfrenta a las cartas difundidas por The Clinic, supuestamente enviadas por el cardenal Francisco Javier Errázuriz. Una habría ido dirigida al vicario Diego Ossa, producto de una denuncia por un presunto abuso. La otra al propio Karadima. En esta última le habría dado instrucciones sobre cómo presentar a los feligreses de El Bosque el tema del traspaso del mando de la parroquia.

De acuerdo al abogado, “las cartas hablan por sí solas. Muestran no solamente que, en ese momento, la Iglesia ocultó antecedentes muy graves, sino sigue haciéndolo hasta el día de hoy. Esto se debería haber conocido y si no fuera por una persona  de buena fe, que las entregó, no se sabría. Son cosas muy importantes, que permiten armar el cuadro completo”.

Estos hechos se enfrentan a las recientes apariciones públicas de altos mandos de la iglesia católica, protestando en contra del proyecto de aborto. Un escenario paradójico, ante una institución que cada día demuestra las crecientes grietas de sus pilares morales.

Aún no hay comentarios

Haz un comentario