Canek Sánchez Guevara: anarquista y trotamundos

Ayer, martes 20 de enero, ha partido un compañero. Tras batallar contra una neumonía se le detectó una insuficiencia cardiaca que terminó con su vida. Muchos lo conocían por ser el nieto de Ernesto Che Guevara; para otros, los que tuvieron la oportunidad de tenerlo cerca, fue sencillamente un alegre luchador. Amante de la literatura, crítico y anti-dogmático, se definía a sí mismo como un libre-pensador. Para recordarlo, publicamos esta auto-entrevista, del año 2004, en que explica su visión sobre Cuba, la izquierda, y el porvenir.

¿Quién soy yo? Por Canek Sánchez Guevara

Oaxaca (México)

Nací en La Habana en 1974, en una casona en Miramar, sobre la Quinta Avenida: en resumen, en plena Aristocracia esquina con Burguesía. La vida en casa, empero, era cualquier cosa menos aburguesada. Además de mis padres (Hilda Guevara Gadea y Alberto Sánchez Hernández) habitaba el lugar un grupo de guerrilleros mexicanos la isla un par de años atrás. Ellos no eran Técnicos Extranjeros ni nada por el estilo, eran unos malditos revoltosos que estaban en Cuba —digamos— sin haber sido invitados por el gobierno (en otras palabras: secuestraron un avión en México y aterrizaron en La Habana; para hacer corta la historia).

Creo que vivíamos unas doce o quince personas en aquella casa, no sé bien —por supuesto, mis recuerdos de aquella época no son míos, sino recuerdos de los recuerdos de otros, recuerdos de conversaciones, pues. En algún momento los revoltosos mexicanos (comunistas, anarquistas, socialistas libertarios, qué se yo) decidieron que esa realidad socialista distaba mucho del ideal de libertad que ellos tenían, así que mandaron a la mierda la realidad y se largaron de Cuba en pos de la Idea (creo recordar que alguno de ellos, incluso, fue invitado a salir del país…). Y allá nos fuimos todos —me llevaron, quiero decir— hasta la lejana Italia.

Durante los años setenta Italia era un hervidero de refugiados latinoamericanos de todas las tendencias de la izquierda. No “refugiados” en el sentido pasivo del término, sino militantes de sus respectivas causas en el exilio. Había argentinos, colombianos, nicaragüenses, salvadoreños, peruanos y sí, mexicanos también. Qué hacían mis padres en Italia es algo que no concierne al texto en cuestión, baste saber que cuando me preguntan algo relacionado con canciones infantiles, siempre respondo: Bandiera Rossa… Sí, creo que Bandera Roja y La Internacional fueron las primeras canciones que aprendí de niño. Recuerdo (no sé por qué) que en esos años llevaba siempre colgada del cuello una tira de cuero negro con un puño verde olivo. Tengo vagos recuerdos también (como flashazos) del minúsculo departamento que habitábamos en Milán. En serio minimalista…

Cuando tenía cinco años mi madre y yo volamos a La Habana. Durante varios meses (y ya sabes como es el tiempo en las Eras Infantiles: un verano puede ser infinito y un año entero apenas un segundo) vivimos en un apartamento en un edificio recién estrenado, justo tras el hotel Riviera. En realidad eran dos edificios, de esos que llaman de Microbrigada, de unos siete pisos, pequeñas ventanas y balcones aún más chicos. Y yo la pasaba de lo más bien: había tantos niños con los que jugar, tanto sol y tanta vida…

10936624_10204789279304265_390719626_o
Canek recibiendo la revista chilena Materialismo Histórico y el periódico comunista libertario, Solidaridad. Fotografía Carlos Wagner.

Bien, ese año en La Habana asistí al preescolar y francamente, no tengo muchos recuerdos de la escuela… En realidad sí: recuerdo los días de vacunación (no tienes idea de lo cobardón que era —soy— para las inyecciones). Recuerdo también a un par de gemelos (jimaguas) que eran un verdadero desastre juntos, y ahora me vienen a la memoria las interminables repeticiones de ejercicios caligráficos. En fin, cosas de preescolar.

Terminado ese curso, mi madre y yo viajamos a Barcelona para reunirnos con mi padre. Habían pasado pocos años desde la muerte de Francisco Franco (estoy hablando del setenta y nueve u ochenta) y las izquierdas estaban, como quien dice, desatadas. Mis padres siempre colaboraron con sindicatos y publicaciones diversas, tanto periódicos como revistas de izquierda. Colaboraron profundamente, quiero decir.

El caso es que crecí entre salas de redacción y manifestaciones de tres días; el cuarto oscuro de revelado y un concierto de rock; entre mesas de diseño e interminables discusiones sobre el sujeto y el objeto de la revolución. Estudié el primer año de la primaria en una escuela bilingüe (castellano-catalán) de acuerdo con el discurso libertario de la época en España: el rescate de las Autonomías y sus valores culturales, comenzando por la lengua, claro. Recuerdo a mis amigos argentinos, hijos de unos refugiados amigos de mis padres, y recuerdo también las abiertas discusiones que los adultos sostenían por encima de la mesa —y los vinos— sobre la revolución permanente, mundial, en un sólo país, no sé; y siempre citando nombres en ruso, alemán, italiano o francés (vamos, no recuerdo qué discutían, sino el hecho de discutir —algo que, por supuesto, pasó a formar parte intrínseca de mi ser). Yo no entendía nada, y para serte franco, tampoco me interesaba: si Batman lucha por el bien, de qué se preocupan estos tontos, pensaba yo…

Mi padre pudo volver a México cuando el presidente López Portillo dictó una amnistía general para todos los involucrados en los movimientos armados de los setenta. Mi madre tenía siete meses de embarazo y yo siete años de edad. (Aquí debo aclarar que apenas dos años atrás, cuando salimos de Italia, pude decir abiertamente los verdaderos nombres de mis padres, siempre sujetos al rigor del clandestinaje. Mi familia entonces eran los compañeros de ruta de mis padres, y sus nombres —los de todos ellos— otros muy distintos a los verdaderos…) Mi hermano Camilo nació en Monterrey, la ciudad de la que es mi padre y en medio de la numerosa familia paterna, tan ajena y acogedora a la vez: lo desconocido para mí.

Poco antes del primer cumpleaños de mi hermano nos mudamos a la ciudad de México —una mole impresionante que contiene un mundo alucinante— y mis padres, por ironía o yo-que-sé, me inscribieron en una escuela de nombre José Martí. Mi hermano era asmático y yo estudié un año y medio en esa escuela. (Ya sé que una cosa no tiene relación con la otra, sólo intento resumir dos hechos en una sola frase). Camilo pasó su segundo cumpleaños en una cámara de oxígeno en el hospital cercano a casa, y la casa —toda— medía unos siete metros de largo por cuatro de ancho: la sala era también la habitación de mis padres, con la cocina a un lado, apenas separada por una barra o una mesa, no recuerdo. El micro-mini-nano baño y una estrecha habitación que compartíamos Camilo y yo completaban nuestro hogar.

Tuve tres buenos amigos cuando viví en ese sitio; uno de ellos murió, no regresó de las vacaciones y cuando le pregunté a su mamá por él, ella se echó a llorar. Después mi madre me explicó. Fue mi primer contacto con la muerte. He perdido a muchos amigos. (El enfrentamiento con la Muerte, afirma Savater marca el inicio del pensamiento en el humano. Cuando por primera vez se piensa en la muerte, se Piensa, en realidad, por vez primera porque la muerte despierta la conciencia de la vida, despierta el miedo y despierta las preguntas también…)

Terminé la primaria en la ciudad de México, en una pequeña escuela de la que tengo buenos recuerdos y en la que hice buenos amigos. Por entonces vivíamos en el sur de la ciudad, en una unidad habitacional con cuarenta y siete edificios, lo recuerdo bien. Estaba cerca de la Universidad Nacional, así que vivían algunos profesores e investigadores de dicha institución… con sus familias, claro. Durante las dictaduras latinoamericanas de los años setenta, México acogió a muchos perseguidos políticos de diversas nacionalidades, sobre todo argentinos y chilenos. Algunos de ellos encontraron trabajo en la UNAM, y unos cuantos vivían en los edificios cercanos al mío. De hecho, mi mejor amigo en esa época era un chileno a quien recuerdo con mucho cariño… nos hemos visto un par de veces después, seguimos siendo amigos. Entre nosotros teníamos un pacto, un secreto que nadie más debía compartir: éramos comunistas… (es decir, sabíamos que había algo diferente en nuestro pasado, en nuestra historia, y teníamos la vaga idea de que un vago sentimiento de justicia justificaba esa diferencia… En fin, todo un trabalenguas infantil).

Mi madre, mi hermano y yo nos fuimos a vivir a La Habana en el verano de 1986, e inmediatamente después, entré a la secundaria Carlos J. Finlay, en Línea y G, en pleno Vedado. Honestamente, fue un choque tremendo. No tanto por las diferencias tangibles, materiales, como por las otras, las incorpóreas, las no-cósicas: de ser la revolución una utopía o una conversación, se convirtió para mí en una realidad absoluta. Entendámonos, yo no entendía un car’ajo de la revolución, tan sólo intuía que era el núcleo de nuestra vida (de la vida que yo había vivido con mi familia) y que se trataba de algo de lo que sólo se hablaba en voz alta cuando se estaba en confianza. De hecho, mi relación familiar con Ernesto Guevara nació en Cuba, donde irremediablemente fui bautizado como El Nieto del Che, y eso ya a los doce años.

10947824_10204789283024358_679191750_n (1)

Me costó mucho aprender a lidiar con esa suficiencia revolucionaria tan llena de carencias, con ese discurso que se contradecía al abandonar el aula y con la maldita obsesión de algunos de mis profesores con que yo tenía que ser el mejor. Por otra parte, recuerdo con especial cariño a mi maestro de Español, a quien le agradeceré siempre la severidad con que revisaba mis trabajos; a cierta profesora de Matemáticas con quien de inmediato hice amistad, y a otro más de la misma asignatura, que era serio y jocoso a la vez; recuerdo a una profesora de Química de quien no aprendí mucho pero me caía muy bien y a una de Fundamento de los Conocimientos Políticos que, involuntariamente, me hacía pensar.

Ser El Nieto del Che fue sumamente difícil; yo estaba acostumbrado a ser yo, a secas y de pronto comenzó a aparecer gente que me decía cómo comportarme, qué debía hacer y qué no, qué cosas decir y qué otras callar. Imagina, para un preanarquista como yo, eso era demasiado. Por supuesto, me empeñé en hacer lo contrario. Mis padres me educaron (como a mis hermanos) con absoluta libertad. De hecho, a veces pienso que me educaron para ser desobediente… aunque quizás sólo esté buscando excusas, no lo sé. Lo cierto es que pronto comencé a sentirme a disgusto con tal situación.

Vivíamos en un apartamento amplio y confortable (quizá el único inconveniente es que estaba en un piso doce y el ascensor pocas veces funcionaba) pero bastante alejados de la nomenklatura. De los pocos contactos que tuve con la “alta sociedad” cubana no tengo recuerdos memorables (y no incluyo aquí a los buenos amigos que encontré en esos estratos: pocos pero sinceros), a no ser por el gusto amargo que me quedaba al comparar sus palabras y su forma de vida con las palabras y la vida del llamado Pueblo. Pero yo apenas me hacía adolescente, las valoraciones las hago ahora, en aquel momento no las comprendía del todo.

No quiero que pase por tu cabeza la idea de que yo era un niño superdotado o algo por el estilo, sencillamente fui educado en el análisis, y el análisis decía que algo andaba mal. Digamos que sabía sin comprender; o que comprendía sin saber a ciencia cierta qué demonios ocurría a mi alrededor. Porque yo no vivía encerrado en una burbujita de cristal, de ninguna manera. Mis amigos vivían en el Vedado mismo, o en Centro Habana, o en Marianao, o en Miramar, o en Alta Habana, o en Alamar o en La Lisa. Mi vida no quedó circunscrita al discurso oficial, si bien formaba, consciente o inconscientemente, parte de ese discurso… Asistía a conciertos de rock (semi-clandestinos mas tolerados… a veces), vagaba por la ciudad como uno más de sus habitantes; era joven y por ello sospechoso. ¿Sospechoso de qué? Pues eso, de ser joven, supongo. A veces me detenían en la calle y revisaban mis papeles y mis pertenencias, y una vez me revisaron el culo. En serio, recuerdo que estaba en la cola de Coppelia y se me acercó un tipo vendiendo pastillas (psicotrópicas, claro). Le dije que no quería y en cuanto dio dos pasos me cayeron encima. Me llevaron a los baños de la heladería, hicieron que me desnudara y me obligaron a hacer cuclillas mientras uno de ellos, con su uniforme de civil (la sempiterna guayabera blanca) se asomaba a ver si alguna pastillita asomaba por el ano… Qué obsesiones las de los policías…

En fin, era yo un greñudo más, un “desafecto”, “antisocial” y algo muy cercano —según los cánones policíacos— a un lumpen. Claro que no lo era pero eso no importaba, y además en cuanto salía a relucir mi árbol genealógico, simple y llanamente me soltaban, no sin antes recordarme que esas no eran las actitudes que se esperaban de alguien como yo: El Nieto del Che no podía frecuentar tales compañías; en otras palabras, que no me juntara con el pueblo, que no me contaminara con ellos. Comencé a comprender que Pueblo es una hermosa abstracción que tiene múltiples usos, sobre todo retóricos… Tendría yo unos quince o dieciséis años y por entonces ya había abandonado el Pre.

Sí, como tantos otros estudiantes de mi generación fui un desertor escolar. Navegaba con bandera de NadaMeImporta entre otras cosas para restarme importancia o, mejor aún, para restarle importancia a la imagen que de mí se esperaba (si es que a estas alturas se esperaba algo de mí). Por esos años adquirí la costumbre de discutir, aún en términos superficiales, sobre lo real y lo simbólico, sobre el fondo y la forma, sobre la esencia y la apariencia. Comencé a enamorarme de las palabras y de las ideas. Me apasioné con Kafka y —lo admito con rubor— el primer pensador que en verdad me “llegó” fue Schopenhauer, tan antitropical él. Me interesaban por igual el rock y el mito de Trotsky, los dadaístas y el sonido electrónico; y al mismo tiempo, todo me daba igual. Era un chico un tanto silencioso: no triste ni nada de eso, por el contrario, siempre he sido feliz; quiero decir que era bastante introspectivo: Existencialista, decían mis amigos mayores, y aunque a mí no me quedaba muy claro qué significaba aquello, la palabrita me gustaba.

Comencé a interesarme en las formas culturales, a leer sobre pintura y música, a hundirme en novelas y películas, ensayos filosóficos y teorías artísticas; no sé, simplemente a buscar. Mi lucha, empiezo a darme cuenta, siempre ha sido cultural: digamos que el hombre es hombre a pesar de sí mismo, pero se hace plenamente humano por encima de su ser. Ser lo que somos es natural; lo cultural entonces, es preguntarnos qué somos, a dónde vamos, y también de dónde venimos. Y cuando afirmo que soy un hombre “culto” no refiero con esto al sentido aristocrático que se oculta tras el término; entiendo por hombre culto a aquel que sabe que además de su propia cultura hay otras más, ni mejores ni peores, tan sólo diferentes. Y en Cuba la dictadura es también cultural. O, ante todo, quizás… (Recuerdo ahora un acontecimiento que al igual que a tantos cubanos, me marcó como hierro candente. Me refiero al telenovelesco juicio al General Arnaldo Ochoa, a los hermanos De la Guardia y demás implicados en el tráfico de drogas, marfil, diamantes y divisas.

Si utilizo el término “telenovelesco” es sólo para acentuar el modo en que yo lo viví: a través del televisor, noche tras noche, a las ocho en punto, esperando un desenlace que de antemano conocíamos, con el morbo exacerbado y ese desagradable tonito inquisitorio que permeó todo el (pre)juicio… Entendámonos, no insinúo que esos hombres fueran inocentes, sino que a todas luces sus superiores conocían tales manejos. A nadie podía caberle en la cabeza (a menos que el cerebro dejase mucho espacio libre dentro de la cavidad craneana) que el mismísimo Comandante no estuviera al tanto de todo el asunto.

Evidentemente se trató de una operación de Estado, como muchas más que hemos presenciado; una operación destinada a procurar de preciosos dólares al gobierno cubano… Nadie en su sano juicio podía aceptar tal locura, tamaña farsa, tremenda broma de pésimo gusto. Sin embargo, mucha gente perdió el juicio en esos meses… Se hacían los locos, para decirlo en buen cubano; admitieron a pies juntillas la mentira judicial pero, ¿qué otra cosa podían hacer? Yo tampoco decía en voz alta lo que pensaba, lo comentábamos entre los amigos, nada más.

Lo discutíamos como uno de los tantos temas que por entonces nos interesaban: las tetas de Fulanita o la fiesta de mañana, la proyección de Metrópolis o el concierto de Carlos Varela, no sé… Se discutía mucho pero nada se decía: ¿Cómo expresar la ausencia de expresión; ésa que silencia al individuo y lo vuelve zombi parlante?)

Después viví en El Cerro, en un minúsculo apartamento a unas cuadras de la Biblioteca Nacional, donde por cierto trabajé: restauraba libros. Olvidé decirte que entre los quince y los diecisiete años fui aprendiz de fotógrafo, primero en Juventud Rebelde y luego en Granma (además de adentrarme en lo que, con algo de autoelogio, se da en llamar fotografía artística). Edité junto con algunos amigos una pequeña revistita fotocopiada dedicada al rock (unos pocos ejemplares, nada más), y comencé a escribir. Debo decir que todo esto lo hacía con la mayor ingenuidad del mundo, no como parte de un plan maestro sino con la espontaneidad del antojo. Me interesé por las vanguardias artísticas, culturales, estéticas, y también, claro, por las ideológicas y políticas. Me hundí en los ismos, he de admitirlo. Empecé a dedicarme al diseño gráfico, al tiempo que hacía fotografía, componía música y escribía pésimos poemas “abstractos”. Me hice buen lector y poco a poco, editor.

En 1996 salí de Cuba, un año después de la muerte de mi madre y a diez de mi llegada a La Habana —mi hermano salió de Cuba justo después de la muerte de Hilda. Salí con el corazón hecho mie’rda y las ideas más revueltas que cuando llegué: había vivido desde los doce hasta los veintidós años ahí. Me hice en Cuba: la amé y la odié como sólo se puede amar y odiar algo valioso, algo que es parte fundamental de uno…

Ahora vivo en la ciudad de Oaxaca, en México, alejado voluntariamente de la comunidad cubana en este país, y del exilio en general —debo admitirlo, me harta la sola idea de dedicarme a hablar de Cuba: me interesan tantas cosas—. Soy diseñador, editor, a veces promotor cultural o crítico de la cultura, según el caso. Colaboro con algunas publicaciones culturales o políticas; sigo componiendo música y me involucro en discusiones artísticas. Estoy editando una revista cuyo número 0 está pronto a aparecer (se llama El Ocio Internacional y aparecerá en papel y en internet a la vez —ya les avisaré): una revista dedicada al análisis y la discusión cultural; y además, escribo una novela, La inmortalidad del cangrejo, de la cual llevo unas 280 cuartillas. (En 1996 publiqué un librito titulado Diario de Yo —que para colmo ni siquiera es un diario—, texto que pronto pondré en red por si a algún despistado le interesa… La publicación corrió a cargo de una pequeñísima editorial hoy desaparecida y hasta donde yo sé, no se vendió un sólo ejemplar, lo que aumenta mi orgullo anticapitalista… Je.)

En cuanto a mí… ¿qué puedo decir? Sólo soy un egoísta que aspira a ser un hombre libre. Un egoísta que sabe que el Egoísmo nos pertenece a todos y que éste ha de ser solidario si se quiere pleno: en otras palabras, que mi libertad sólo es válida si la tuya también lo es, si mi libertad no aplasta tu libertad ni la tuya a la mía… Como decían los Pistols: And I am an anarchist…

Julio 14, 2006

119 Comments

  1. I simply want to say I’m beginner to weblog and seriously savored you’re blog site. Very likely I’m want to bookmark your blog post . You surely come with good article content. Regards for sharing with us your web page.

  2. I simply want to say I am just very new to blogging and site-building and definitely loved this web-site. Probably I’m likely to bookmark your blog . You definitely come with remarkable articles. Thank you for revealing your blog.

  3. I just want to tell you that I’m newbie to blogging and certainly liked your web page. Probably I’m want to bookmark your site . You really have fantastic articles and reviews. Cheers for revealing your website page.

  4. I just want to mention I am all new to blogs and absolutely loved your web blog. Probably I’m want to bookmark your site . You really come with incredible stories. Thank you for sharing with us your website.

  5. I simply want to tell you that I am newbie to blogging and absolutely liked your blog site. Most likely I’m planning to bookmark your blog post . You definitely come with superb article content. Many thanks for revealing your blog.

  6. I simply want to say I’m new to weblog and seriously loved your blog site. Almost certainly I’m going to bookmark your blog . You really have remarkable articles and reviews. Thanks a lot for sharing your blog site.

  7. I simply want to say I am just all new to weblog and certainly enjoyed you’re blog. More than likely I’m likely to bookmark your blog post . You absolutely come with remarkable article content. Bless you for sharing your web site.

  8. I simply want to mention I’m new to weblog and certainly enjoyed this web blog. Probably I’m likely to bookmark your blog . You definitely come with superb writings. Kudos for sharing with us your web site.

  9. I simply want to say I am newbie to weblog and certainly liked you’re website. More than likely I’m going to bookmark your blog . You definitely come with amazing stories. Bless you for revealing your web-site.

  10. I just want to tell you that I am just new to weblog and really liked your web page. Very likely I’m going to bookmark your site . You amazingly come with really good articles. Bless you for sharing your web site.

  11. I simply want to say I’m very new to blogging and absolutely savored your website. Most likely I’m going to bookmark your blog . You certainly have very good articles and reviews. Thanks a bunch for revealing your website.

  12. I simply want to say I’m very new to blogging and honestly loved this web page. Very likely I’m likely to bookmark your blog . You really have good writings. With thanks for sharing with us your web-site.

  13. I do accept as true with all of the ideas you’ve offered to your post. They are very convincing and will certainly work. Still, the posts are very short for starters. May you please prolong them a little from subsequent time? Thank you for the post.

  14. Superb page and moreover simple to make positive you figure out justification. Exactly how can Document maintain performing obtaining concur to make positive you publish element for the document into my approaching e-newsletter? Obtaining correct credit scores within your direction all the journalist and additionally backlink to site won’t deemed a dilemma.

  15. Nice post. I learn something much more challenging on different blogs everyday. It will always be stimulating to read content material from other writers and practice a little something from their store. I’d prefer to use some with the content on my blog whether you don’t mind. Natually I’ll give you a link on your internet blog. Thanks for sharing.

  16. My husband and i got very joyful Michael could finish off his studies while using the precious recommendations he acquired from your blog. It’s not at all simplistic to just continually be releasing tips and tricks which often the others might have been trying to sell. We discover we’ve got you to be grateful to for that. All the explanations you have made, the simple site navigation, the friendships you will make it easier to foster – it’s mostly great, and it is aiding our son in addition to the family imagine that that content is brilliant, which is tremendously indispensable. Thank you for the whole lot!

  17. Its such as you read my mind! You appear to grasp so much about this, such as you wrote the guide in it or something. I feel which you could do with a few percent to force the message residence a little bit, but rather of that, this really is magnificent weblog. A wonderful read. I will certainly be back.

  18. I’m impressed, I have to admit. Rarely do I encounter a blog that’s both equally educative and entertaining, and without a doubt, you’ve hit the nail on the head. The problem is an issue that too few men and women are speaking intelligently about. I’m very happy I stumbled across this in my hunt for something concerning this.

  19. Awesome blog! Is your theme custom made or did you download it from somewhere? A design like yours with a few simple tweeks would really make my blog jump out. Please let me know where you got your design. Thanks|

  20. Hello there! This article could not be written any better! Going through this article reminds me of my previous roommate! He continually kept talking about this. I am going to forward this post to him. Fairly certain he’s going to have a good read. Thanks for sharing!

  21. Thank you sharing such informative weblog to us. I never see or heard about this insects. I love to watch national geographic, discovery channel because it shows the most remarkable and beautiful animals and insects which we never saw in our entire life. Here, in this as well you share these insects which I never saw anyplace and its life cycle. I enjoy this weblog. Thank you once once more for sharing this weblog with us. Please maintain on sharing such informative issues in coming days as well. Cheers

  22. Top rated lad speeches and toasts, as well toasts. may possibly extremely well be supplied taken into consideration making at the party consequently required to be a bit much more cheeky, humorous with instructive on top of this. very best man speeches funny

  23. Oh my goodness! Incredible article dude! Thanks, However I am going through troubles with your RSS. I don’t know the reason why I am unable to subscribe to it. Is there anyone else getting the same RSS problems? Anybody who knows the solution can you kindly respond? Thanks!!|

  24. You’re so cool! I don’t suppose I’ve read through something like that before. So nice to find another person with some unique thoughts on this issue. Seriously.. thank you for starting this up. This site is one thing that is required on the internet, someone with some originality!

  25. Hi there! This is kind of off topic but I need some guidance from an established blog. Is it very hard to set up your own blog? I’m not very techincal but I can figure things out pretty fast. I’m thinking about creating my own but I’m not sure where to start. Do you have any tips or suggestions? With thanks|

  26. The next time I read a blog, Hopefully it doesn’t disappoint me just as much as this one. I mean, I know it was my choice to read through, nonetheless I genuinely believed you would probably have something interesting to say. All I hear is a bunch of complaining about something that you can fix if you were not too busy searching for attention.

  27. I absolutely love your site.. Great colors & theme. Did you create this web site yourself? Please reply back as I’m looking to create my own blog and would like to know where you got this from or just what the theme is called. Many thanks!

  28. After I originally left a comment I seem to have clicked on the -Notify me when new comments are added- checkbox and from now on every time a comment is added I get 4 emails with the same comment. There has to be a way you can remove me from that service? Thanks a lot!

  29. Great blog you have here but I was curious about if you knew of any message boards that cover the same topics talked about in this article? I’d really like to be a part of online community where I can get suggestions from other experienced individuals that share the same interest. If you have any recommendations, please let me know. Thanks a lot!|

  30. I’m impressed, I have to admit. Seldom do I encounter a blog that’s both equally educative and entertaining, and let me tell you, you have hit the nail on the head. The problem is something that not enough folks are speaking intelligently about. Now i’m very happy I found this in my hunt for something relating to this.

  31. I’m impressed, I’ve to admit. In fact rarely will i encounter a weblog that’s both educative and entertaining, and let me let you know, you’ve got hit the nail within the head. Your notion is outstanding; the difficulty is an element that not enough everybody is speaking intelligently about. My business is very happy i always stumbled across this at my locate some thing about it.

  32. I’m impressed, I need to say. Truly rarely need to i encounter a blog that’s both educative and entertaining, and let me tell you, you’ve hit the nail within the head. Your thought is outstanding; the pain is really a thing that inadequate individuals are speaking intelligently about. We are very pleased we stumbled across this at my search for something with this.

  33. Considerably, the submit is genuinely the finest on this worthy subject. I agree along together with your findings and in addition can thirstily appear forward to Your personal long term updates. Basically just saying many thanks will not merely you need to be enough, for that wonderful clarity inside your writing. I will straight away grab your rss to remain up-to-date with any kind of improvements. Genuine perform and also a lot success inside your company dealings!

  34. A friend has a computer that turns itself off after a certain period of time of inactivity. And all you have to do is move the mouse a little, and the computer comes back on. Maybe the computer is not completely off, maybe this is called hibernate or standby or something. Is this a good thing to do or should I just let my computer run? How do you get the computer to do this auto shut off thing as I described at the start of this paragraph?.

  35. Travis is actually what the group wife speaks so highly of to speak to me so I cost-free dig that name. Administering databases is how that he supports this family. For a in spite of he’s been in Kansas obtain he is probably considering choices. Her husband doesn’t like things the way she is doing but what she really likes doing is certainly fishing while she struggles to make in which her community.

  36. You really make it seem really easy along with your presentation but I find this topic to be really something which I feel I would never understand. It kind of feels too complicated and very vast for me. I’m taking a look ahead on your next publish, I’ll attempt to get the hang of it!|

  37. Hi there, I believe your site might be having web browser compatibility problems. When I take a look at your site in Safari, it looks fine however, if opening in Internet Explorer, it has some overlapping issues. I merely wanted to provide you with a quick heads up! Apart from that, great blog!

  38. With havin so much content and articles do you ever run into any issues of plagorism or copyright violation? My website has a lot of exclusive content I’ve either written myself or outsourced but it appears a lot of it is popping it up all over the web without my authorization. Do you know any solutions to help stop content from being ripped off? I’d genuinely appreciate it.|

  39. You actually make it seem so easy with your presentation but I find this matter to be actually something which I think I would never understand. It seems too complicated and very broad for me. I’m looking forward for your next post, I’ll try to get the hang of it!

  40. I was more than happy to uncover this web site. I need to to thank you for ones time for this particularly fantastic read!! I definitely appreciated every bit of it and i also have you bookmarked to see new stuff on your web site.

  41. Nice post. I was checking constantly this weblog and I’m impressed! Very helpful info specially the closing section 🙂 I care for such information much. I was seeking this certain information for a very lengthy time. Thanks and best of luck. |

  42. Dazysz rzutkiego posilki w odcinku darmowych konsultacji medycznych dokonywujacych Twoje przewidywania twierdzacych kompletna dyskrecje aktywnosci, wpadnijze polski nowoczesnie przebojowy komplet naczyn stolowych, w jakim trwasz najwazniejszej, probo sluzbe lecznicza w odcinku terapie zagwozdek z wzwodem. Az do dnia wspolczesnego ulzylismy uprzednio ogromnie wielu czlekom dazacym sprawnego kuracje impotencji tudziez nieodrebnego sposobu niewygody tracajacej ozieblosci seksualnej.

  43. Istniejac w calosci profesjonalnie robiacym serwisem motywujacym sie o nieorzeczone postepowania aktywnosci, jakie procz tego pobudzamy szerokim badaniem istniejemy w stanie zaoferowac orzeczone rowniez w sumy rezolutne metody terapie jednostki sposrod tematami erekcyjnymi. Aspirujac zawarowac miesista dyskrecje niekrajowych poslug przedkladamy wsrod nieodrebnymi tez pomoc mailowa. Prowadzone na skros niepolskich fachmanow czynu pomogly poprzednio wielce wielu jednostkom.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.