Día del Peoneta: una desconocida conmemoración que se debe expandir

El 2 de enero los trabajadores repartidores de bebidas de embotelladoras Andina de Santiago y Rancagua detienen su jornada laboral para conmemorar una gran batalla que se inició el año 2007. Hoy se han convertido en un referente de lucha que cada día toma más fuerza a través de la Federación Nacional de Peonetas de Coca Cola (FENASIPEC).

El comienzo de una gran batalla

Una denuncia realizada por el dirigente Gustavo Godoy el año 2006, dejó en evidencia la impunidad con que operaba la Embotelladora Andina S.A.: obligaba a sus trabajadores a laborar los días feriados y sin ningún tipo de compensación. La empresa fue sancionada y se le obligó a respetar el derecho a días compensados, sin embargo, al año siguiente dejó de respetar la medida.

dia del peonetaGustavo Godoy, más conocido como “El Cazuela”, en su calidad de Secretario de la Federación realizó una nueva denuncia y exigió la fiscalización durante todos los feriados del año, derivando la situación a la Dirección Nacional del Trabajo.

Durante este proceso fueron atendidos por el Jefe de la Dirección Regional del Trabajo, Jorge Meléndez, quien recibió todos los antecedentes que comprobaban la gran cantidad de denuncias por incumplimiento de feriados. “El Cazuela”, en representación de los trabajadores de Andina, solicitó el cierre de la empresa a partir del 23 de diciembre del 2007, por una semana completa.

La solitud se amparaba legalmente, ya que luego de tres denuncias por el mismo problema se exige  el cierre de una empresa momentáneamente. Pero el enemigo no era fácil, una empresa de las dimensiones de Andina no cedería con facilidad, y esto quedó demostrado ante la negativa de Jorge Meléndez, quien manifestó su temor de perder el trabajo si cedía ante el derecho de los trabajadores.

Gustavo explicaba que era lo justo, “ya que durante años Andina había incurrido en esta práctica y era el momento de darle un escarmiento”, sin embargo, Meléndez seguía manifestando que no se podía, que iba a causar una gran revuelo que el gobierno cerrara Embotelladoras  Andina con todo el aparataje que significaba, Carabineros, prensa, etc.

Tras una serie de negociaciones, El Cazuela pide que se les permita establecer como feriado el 2 de enero, día en que se trabaja menos en comparación a los anteriores, que son de alta demanda y están sometido a extenuantes jornadas. La petición fue aceptada por Meléndez, bajo la condición de que sería efectiva a partir del año siguiente.

Esto no dejó conforme a los trabajadores, quienes envían una carta al entonces Ministro del Trabajo Osvaldo Andrade, donde explicaban la situación y las prácticas que estaba llevando a cabo Andina. Los peonetas fueron citados el día 8 de diciembre en el Ministerio del Trabajo, donde fueron recibidos por el Subsecretario, quien les informó que el 2 de enero de ese año sería feriado efectivo.

   1625753_638858376188097_2146174542_nCazuela reflexiona y nos comenta que este triunfo para los trabajadores de Andina de Santiago y Rancagua “fue fruto de la constancia de los trabajadores, y no una iniciativa del gobierno”. Fueron los trabajadores que con sus denuncias presionaron al gobierno para llegar a un acuerdo con Andina. De esta manera, cada 2 de enero los trabajadores de Andina en Rancagua y Santiago no trabajan por haberse ganado esta fecha como “Día del Peoneta”, un derecho adquirido tras una larga batalla.

El presente de los peonetas

10882292_10204567389037646_8439892757901814247_nEste año algunas empresas de transportes subcontratistas de Andina intentaron romper con el derecho adquirido y solicitaron a los peonetas trabajar el 2 de enero, situación que fue denunciada por FENASIPEC a los gerentes de Andina. Esto se desarrolló en medio de una serie de conversaciones para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, que finalmente dejó establecido en un documento que los peonetas de Rancagua y Santiago no estarán obligados a trabajar el 2 de enero.

Consultados por la importancia de esta fecha, los dirigentes de la FENASIPEC señalan que es muy importante que la conmemoración se realice a nivel nacional en el futuro. Hoy están en conversaciones con Andina para poder ampliarla, sin embargo, la otra embotelladora de Coca Cola en Chile que es Embonor se muestra mucho más reacia a negociar.

Sin embargo, el balance es positivo, a pesar de los problemas que existieron con la negociación colectiva en regiones durante el año 2014, se avanzó significativamente en la organización de los peonetas en distintos lugares del país, lo que a futuro se traduce en una mayor capacidad de presión. Estas luchas han sido gracias a la movilización y presión de los sindicatos, y al compromiso y consecuencia de sus dirigentes que ya llevan años dando una gran pelea y que esperan ampliar el campo de batalla a la Embotelladora Embonor.

 

Aún no hay comentarios

Haz un comentario