Profesores agrupados en el movimiento 50/50 exigen: “No mas pega pa’ la casa”

Este Martes se realizó una consulta por parte del colegio de profesores en torno a la propuesta elaborada por el gobierno sobre la situación del profesorado, esta propuesta fue rechazada enérgicamente por las bases del colegio de profesores tensionando a los intereses partidarios de su dirección. Por otro lado profesores y trabajadores de la educación se organizan en paralelo al magisterio al cual critican de no representar a la mayoría de los profesores ya que  muy pocos profesores están colegiados y en su mayoría son profesores jubilados, es en ese contexto donde surgen organizaciones de base en torno a demandas como el 50/50 de horas lectivas y no lectivas.

IMG_1754El viernes 8 de agosto al atardecer, varias personas en su mayoría profesoras y profesores se iban concentrando en distintas ciudades del país con el objetivo de manifestarse. En algunas ciudades se realizo un miting y en otras se logró hacer una marcha, todas estas expresiones sociales son parte de un movimiento de los trabajadores de la educación, que tiene como reivindicación principal promover que las y los profesores puedan tener, lo que ellos denominan, el 50/50 de distribución horaria. Dentro de las consignas más importante estaba la famosa “no más pega pa’ la casa” y la crítica a la mediocre reforma educacional que no analiza para nada la realidad docente.

 En Santiago Alrededor de 500 personas participaron en esta movilización, en donde El SUTE, el movimiento 50/50, la Federación de Trabajadores de la Educación, estudiantes de pedagogía y varias organizaciones más se tomaron la Alameda y marcharon hasta la moneda, en donde se realizó un miting con discursos de los dirigentes de las organizaciones que participaron. Los discursos se centraron en seguir impulsando la organización de los trabajadores de la educación, criticaron la reforma educacional y pusieron en tela de juicio el rol que ha cumplido el colegio de profesores y su cercanía con el gobierno.

  Pero, ¿Qué quiere decir la demanda 50/50? El actual estatuto docente distribuye las cargas horarias de los trabajadores de la siguiente forma; 75% de horas en el aula (horas lectivas) y un 25% de horas para que se preparen materiales y se planifiquen clases(horas no lectivas). Este estatuto fomenta las malas condiciones que tienen las y los profesores a la hora de planificar clases, preparar material y entrevistarse con los distintos actores de la comunidad a educativa. Dando las opciones para que los sostenedores y directivos puedan distribuir las horas no lectivas en los respectivos espacios para el descanso y la recreación. ¿Qué profesor no ha realizado sus tareas no lectivas, en recreo o en horas de almuerzo? La demanda del 50/50, propone que tanto las horas lectivas, como las no lectivas, se le atribuya el 50% de la jornada laboral. Es decir, que por cada hora de clases en el aula, exista una hora lectiva pagada fuera de los horarios de descanso y recreación. IMG_1761

  Esta realidad política que oprime y explota a los docentes ha creado malas condiciones y conflictos de distintas índoles. Problemas psicológicos, producto del estrés, hasta conflicto en la vida familiar por las excesivas tareas no lectivas que deben realizar en casa. No es menor mencionar que estas condiciones también afectan directamente al proceso educativo, en donde la hora no lectiva ha sido mirada en menos. Podemos afirmar, por el contrario, que la hora no lectiva es fundamental para planificar una clase pertinente, materiales didácticos y poder conocer al resto de la comunidad educativa (apoderados y estudiantes) con el objetivo de impulsar una buena educación. Por otro lado, esta demanda permitiría, una mejor distribución del trabajo entre el profesorado, permitiendo y fomentando la entrada al área de la educación a los profesores más jóvenes, quienes muchas veces no encuentran estabilidad laboral o directamente trabajo de profesor, por la sobreexplotación de la que son víctimas las y los profesores que ya están integrados al mundo educacional.

  Mejorar la realidad de las y los docentes, es parte del proceso de mejorar la educación, que ha manifestado el pueblo de Chile en estos últimos años. El movimiento popular ya ha impulsado la necesidad de cambios del sistema educacional. Sin embargo es deber del movimiento popular, seguir fortaleciendo sus organizaciones, radicalizando la luchas en la calle y los centros de estudio, con el objetivo de ir profundizando las reformas que la nueva mayoría pretende llevar a cabo, que no terminan con el problema de raíz,  perpetuando cada vez más la lógica neoliberal dentro de la educación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.